Welcome

El Real Madrid no se fía de la crisis del Espanyol

El Real Madrid juega esta noche en Cornellà ante un Espanyol inmerso en un mar de líos con el despido de Abelardo y el estreno de Rufete en el banquillo blanquiazul. Una huida a la desesperada del equipo catalán para luchar hasta el final por la permanencia. No parece el Real Madrid el rival idóneo para que el Espanyol comience a poner fin a su crisis, pero también es cierto que ese cambio de entrenador puede darle a los ‘pericos’ una dosis de vitamina futbolística para comenzar la remontada.

De eso, de ese ‘efecto Rufete’, no se fían los blancos que van a Barcelona con toda la precaución del mundo y con la idea clara de lograr un triunfo que les permita seguir en el liderato.Tres puntos que, por otro lado, también son vitales, casi decisivos para el Espanyol que confía en hacer bueno el dicho de ‘a entrenador nuevo, victoria segura’. El Real Madrid no quiere dar ni una brizna de esperanza a los ‘pericos’ y va a salir a por todas. Zidane recupera a Casemiro, que no jugó por sanción ante el Mallorca, y todo apunta que no repetirá su experimento de los cuatro puntas. La duda es si arriba probará con el tridente Vinicius, Benzema y Hazard o pondrá a Isco de inicio con Hazard o Vinicius y Benzema por delante. Y es que la gran duda del entrenador blanco es si darle continuidad a Vinicius, el jugador más en forma del Madrid, o poner a Hazard que ha demostrado que con Benzema arriba, mejora mucho su rendimiento.

Al equipo también vuelve Marcelo en sustitución del sancionado Mendy y Kroos también regresa al once titular tras no ser suplente ante el Mallorca. Un equipo reconocible, que entra dentro de los esquemas habituales de Zidane.

Rufete, con todo
El Espanyol, por su parte, confía en mostrar la versión de su primer partido tras el parón en el que ganó al Alavés y no el de los últimos que le han condenado a ser el último de la clasificación a ocho puntos de la permanencia. En su estreno como técnico, Rufete podrá contar con todos los jugadores. La única duda de Dídac Vilà, baja por molestias ante el Betis. En la zaga, recupera al uruguayo Leandro Cabrera y al colombiano Bernardo Espinosa, sancionados uno y dos partidos respectivamente, mientras que Raúl de Tomás, que ante el Betis jugó 35 minutos, podría jugar de inicio.

La presencia del ex del Real Madrid le da al Espanyol la pegada, la agresividad arriba que le ha faltado en los últimos encuentros y que ha condenado a un equipo catalán que llega a este duelo envuelto en un mar de líos y del que espera comenzar a salir ganando esta noche al Madrid. Si lo logra, será una inyección de moral tremenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *