Welcome

Hazard sigue sin volver

En un partido, el que el Real Madrid jugó ante Osasuna, en el que estaba ya de por sí complicado brillar, quien se mostró una vez más apagado fue Eden Hazard. El belga, que volvía a la titularidad después de más de un mes sin arrancar de inicio, volvió a dejar con la miel en los labios a quien espera ver vestido de blanco a ese jugador que maravilló tanto en el Chelsea como en la selección belga y por el que el Real Madrid pagó más de 100 millones (algunas informaciones apuntan a que pudieron ser 160 ‘kilos’) en el verano de 2019.

De nuevo el ‘7’ volvió a mostrarse timorato con el balón. Cuando lo tenía entre sus pies no estropeaba la jugada pero tampoco le daba un ritmo especial ni la mejoraba. Tres regates con éxito de cuatro intentados fueron su bagaje en el partido. Y, aún así, pudo ser peor pues ya en la segunda parte puso en vilo a Zidane cuando recbió una patada de Oier en su tobillo maltrecho.

Margen cada vez más estrecho
Pese a que es cierto que el currículum de Hazard permite al belga concederse varias licencias, en el madridismo ya se empieza a escuchar ese ‘run run’ que surge tras los partidos en los que un jugador que está llamado a ser una superestrella, no brilla y ni siquiera anuncia que vaya a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *